Paraguayas

Envianos tu HistoriaLas Historias mas LeidasHistorias por PaisesChatea con ParaguayosFeedVolver a la Pagina Principal

lunes, 27 de agosto de 2007

Pesadilla en un Hospital Británico [por F. desde Inglaterra]

Siempre me imagine que tener a un hijo en Inglaterra seria una ventaja, la medicina en un país del primer mundo seria mucho mas avanzada y el cuidado que recibiría seria mejor que en Paraguay. La verdad, no podía estar mas equivocada…

Hace 4 años que vivo en Inglaterra, me case en Asunción en el 2004 y me mude a Southampton en aquel entonces. Luego de un año y medio, al estar de visita en Asunción tuvimos la alegre noticia de que estaba embarazada. No podíamos estar mas felices! Tuve mi primer control con mi medico en Asunción, fue muy emocionante todo y me sentí muy apoyada, guiada y muy segura con el...

Al volver a Inglaterra pedí un turno con el Doctor (el medico familiar que me corresponde de acuerdo al sistema de salud de acá), le comente que estaba embarazada y me derivo bajo el cuidado de una midwife, que es una enfermera especializada en embarazo y bebes. En este país son las midwives las que hacen el seguimiento del embarazo hasta los primeros 10 días de vida del bebe.

Luego de unas semanas vino a visitarme a mi casa la famosa midwife. Yo me estuve informando a traves de folletos y la web sobre el tema, había leído bastante sobre como era el cuidado acá para las embazaradas y mas o menos sabía los test que me harían. Yo me imaginaba una persona que te acompañaría en todo sentido durante el embarazo, no solo alguien que te tome tests y ya. La verdad, quede muy desilusionada, la midwife fue muy fría e impersonal, me atendió como si fuera un numero mas… después de nuestro primer encuentro me quede un poco bajoneada al darme cuenta que los próximos meses de mi vida, y que meses importantes!, los compartiría con esa señora fría y distante. Pero no tenía otra opción, esa era la que me tocaba de acuerdo a mi barrio y me la tenía que aguantar.

Gracias a Dios mi embarazo fue tranquilo, no tuve ningún problema. Pero los pocos días que me sentí incomoda o con algún malestar típico de embarazo, no sentí ningún apoyo por parte de la midwife. Además de ser difícil de ubicarla, la verdad de la forma que me hablaba al consultarle alguna duda de primeriza, las respuestas eran tan vagas que muchas veces me sentía como molestia e incomoda por preguntar… la verdad es muy raro de explicar. Nada que ver con la relación mas personal con mi medico de Paraguay. En varias ocasiones, para evitar hablar con la midwife porque sabia que las respuestas no serian de mucha ayuda, llame o le mande un mail a mi doctor en Paraguay, de quien recibi el apoyo constante y profesional.

Al llegar a mi fecha estimativa de parto, que era fines de febrero del 2006, llame nuevamente a la midwife para ver cual era el procedimiento, me llamo para un control y me dijo que estaba todo bien y que ellos esperaban hasta 10 días después para inducir si no pasaba nada.

El 1º de marzo empecé a tener contracciones. La instrucción que me dieron era primero llamar al Hospital y comentar mis síntomas a la midwife que me atienda, me recalcaron que tenia que tratar de aguantar en mi casa el mayor tiempo posible. No podía dormir del dolor y finalmente decidimos ir al hospital. Al llegar al hospital nos recibio la midwife de turno de esa guardia, quien me mando a casa porque no estaba todavía en la fase activa del parto, sino en la fase latente como la llaman acá. Volvimos a casa y no dormí un sueno porque las contracciones iban y venian irregularmente.

A la mañana siguiente, 2 de marzo, las contracciones pararon, durante el día no tuve ningún dolor, pero a la noche nuevamente empezaron, pero ya eran mas seguidas. Nuevamente llamamos al hospital, les pasamos los datos y me dijeron: “Suena que estas todavía en la fase latente, pero si queres venir podes venir”… Esperamos un rato más, otra vez no podía dormir del dolor, y decidimos ir al hospital para que me controlen y asegurarnos que todo estaba bien. Como era mi primer bebe yo no tenia referencia de nada, y la verdad yo esperaba que los médicos me guíen, no que sea yo la que decida cuando ir al hospital…

Al llegar al hospital, otra midwife nos atendió, le comentamos toda la historia de que el día anterior estuvimos, y por primera vez me revisaron, me dijo que estaba solo dilatada de 2cm, tenia que llegar a 10cm, y que todavía estaba en la famosa fase latente, hace mas de 24 horas. Yo seguía con las contracciones y el dolor, y con un cansancio encima por no dormir. Me dijeron que si quería me podía quedar, pero ellos me recomendaban que vuelva a mi casa, para “estar mas comoda”. Yo no quería ir a casa porque tenía miedo, preferí estar ahí por cualquier cosa. Me dieron algo para poder dormir y pude dormir unas horitas.

A la mañana siguiente, el 3 de marzo, las contracciones pararon nuevamente. Volví a casa. Mis papas que vinieron de Asunción para el nacimiento a mediados de enero estaban muy preocupados, ya hacia 2 días que estaba con contracciones y el bebe no nacía. No me había visto ningún doctor, solo midwives. Yo no sabia que pensar, las midwives me decían que era normal, pero no se sentía normal esperar y esperar.

A la madrugada del 4 de marzo, las contracciones volvieron y muchísimo mas fuerte que las noches anteriores. Trate de aguantar en casa y me di cuenta que tuve un pequeño sangrado. Directamente llamamos al hospital a avisar que estábamos en camino. Al llegar me mandaron a otra guardia, no a la misma de los días anteriores por el tema del sangrado. En esta guardia estaban los casos con complicaciones.

Al llegar al hospital eran las 2am, pedí hablar con un doctor, ya no quería saber nada de las midwives que me mandaban a mi casa desde hace 2 días. El dolor ya era insoportable, la midwife que nos recibió nos dejo en la habitación y no volvió más. Yo tenía un botón “buzzer” para llamarlas en caso de emergencia y literalmente me prendí del botón tocando como una loca para que alguien venga, ya no aguantaba el dolor, no me daban nada y nadie venia. Despues de 10 minutos aparecio la midwife quien venia y se iba, yo le reclamaba donde estaba el doctor y me decían: “ya viene, ya viene, están ocupado, ya viene”.

Yo no podía mas, finalmente a las 4am (2 horas después!) vino una doctora. Llorando amargamente le rogué que me hagan una cesárea, ya no aguantaba mas, le explique que hacia 3 días no dormía bien y que ya no tenia fuerzas para nada. Me dijo que me entendía pero que no era su decisión, ya que tenia que consultarlo con el medico residente, que era su superior. No les puedo explicar lo mal que pase, me estaba desarmando del dolor y a nadie le importaba.

Una hora mas tarde, a las 5am, vino la Doctora Jefa, y me dijo que no me iban a hacer una cesárea. Les parecía mejor romperme la bolsa para apurar las contracciones y asi la dilatacion.
No les puedo explicar el dolor que yo sentía, estaba con el gas/oxigeno pero la verdad no me hacia nada, luego me dieron una inyección para el dolor que la verdad lo único que me hizo fue dejarme muy mareada pero sintiendo el mismo dolor insoportable. Finalmente me dieron la epidural, y fue como un enviado de Dios! Pude descansar y hasta dormí unas horas.

Nuevamente hubo cambio de midwife, y vino una que se llamaba Marie, era una señora mayor y parecía tener más experiencia que las demás. Era un poco más calida y parecía tener más interés en lo que me pasaba que las otras. A las 8pm finalmente me dijo Marie que ya estaba completamente dilatada y que empiece a empujar… yo no sentía nada pero hice lo que me decía.

Luego de casi 40 minutos, note preocupación en la cara de Marie y ella se puso como loca, corriendo de aquí para alla, hizo sonar alarmas y en un ratito la habitación estaba llena de doctores. Estaba tan asustada y cansada. El corazoncito de mi bebe estaba latiendo demasiado rápido y tenia que nacer ya! Una de las doctoras intento hacerlo nacer con la ventosa, pero no podía, hasta ahora recuerdo su cara de desesperación diciendo: “se me da la vuelta, se me da la vuelta, no puedo”… probo dos veces y luego apareció otra doctora quien me explico que iba a probar con los fórceps, probo una vez y no pudo, y me dijo: “ pruebo una vez mas y si no gira el bebe, vamos al quirófano para una cesárea”… no podía creer lo que me estaba pasando, porque no me habían hecho la cesárea 2 días antes! Por que tanto riesgo? Como pueden arriesgar la vida de un bebe y una mama?! Por que esperaron hasta el ultimo minuto?! Yo no podía pensar… hasta que finalmente sentí que el bebe giro, o sea la doctora logro ponerlo en la posición correcta para nacer, y sentí las ganas de empujar… y ahí en dos pujes, a las 9.08pm nació mi bebe.

Mi bebe estuvo 2 días en Terapia Intensiva porque con todo el stress del nacimiento parecería ser que respiro antes de tiempo y tuvo una infección. Yo perdí 1 litro y medio de sangre, y ambos estuvimos 1 semana en el hospital.

Gracias a Dios todo salio bien al final, los dos estamos sanos y bien ahora. De todas maneras yo le reclame al hospital un Reporte completo de todo lo que nos paso estando allí (aquí en Inglaterra ellos están obligados a dártelo), mi intención no era demandarlos sino averiguar con otros doctores si lo que nos había pasado era en realidad normal como todas la enfermeras nos decían o no. Al volver a Asunción en Navidad del año pasado, fuimos a visitar a 3 médicos amigos de nuestra familia (uno de ellos estudio en Estados Unidos) y los tres se quedaron horrorizados por la manera que el hospital manejo nuestro caso, ninguno podía entender como esperaron tanto para reaccionar. Si el trabajo de parto no estaba avanzando como debía, por que esperar a ultimo minuto? Por que arriesgar dos vidas? Por que arriesgarse a que el bebe salga con algún retraso? Por que dejarnos sufrir tantos días?

La única respuesta que encuentro es que sinceramente no les importa, uno acá es un número más, no hay calidez humana, no hay compasión, o capaz les sale mas barato al sistema de salud no hacerte una cesárea… como pueden dormir tranquilos?

Meses después vi un documental en la BBC (Canal de televisión Ingles) sobre las midwives, y escuche casos que me dieron escalofríos… historias muy parecidas a las mías pero con finales trágicos, con bebes asfixiados en la panza porque los dejaron esperando horas como a mi… cada día de mi vida le dio gracias a Dios por cuidarnos tanto ese día y todos los días de nuestra vida.

Como ustedes se imaginaran, cuando decidamos tener nuestro próximo hijo nacerá en Asunción, en el “tercer mundo” con el cariño y apoyo de nuestros médicos que quizás no tengan la capacitación ni la infraestructura que tienen los hospitales de acá, pero tienen un corazón humano y no de piedra como los Robots Ingleses.

Un saludo muy grande a todos los paraguayos por el mundo, por favor nunca pierdan su identidad!

CLICK AQUI PARA LEER ESTA HISTORIA COMPLETA...

viernes, 10 de agosto de 2007

PENURIAS DE LA MUJER PARAGUAYA - KUÑA PARAGUÁI REMBIASA ASY

Este es un poema enviado por Rubén Domínguez Alvarenga, un paraguayo radicado actualmente en Neuchâtel-Suiza. A continuación el mensaje de Rubén y el hermoso poema (primero en español y luego en guaraní) Si quieren ponerse en contacto con Rubén este es su email: rubendominguez99@hotmail.com

Hola compatriotas de SomosParaguayos.com, me alegro de que les haya gustado el poema para la mujer paraguaya. Tan solo un granito de arena en homenaje a tanto sacrificio, espero que pronto pueda seguir colaborando con Uds. con algun escrito mas. Yo estoy radicado actualmente en Neuchâtel-Suiza, desde 1996, antes estaba siempre en giras artisticas por varios paises, y tambien estube en España. Por esto conozco la vida de nuestras compatriotas fuera de su pais, la nostalgia, la tristeza y hasta las humillaciones que pasan, por idealizar un futuro mejor para los suyos, el descalabro familiar en la mayoria de los casos...

PENURIAS DE LA MUJER PARAGUAYA
Letra: Rubén Domínguez Alvarenga
Neuchâtel-Suiza 24-Oct-2005

(Un homenaje de reivindicación a la figura de la mujer paraguaya, protagonista principal del éxodo de compatriotas por el mundo, por falta de oportunidades en el país)

Que ingrato es sentir murmurar a la gente
Sobre una canción que es de diversión
Sin ningún pudor, sin ningún respeto
Sobre la mujer de nuestra nación.

No es hombre aquel que con tanta saña
Arremete en contra de una mujer
Que con tres acordes y bastante maña
Y con disparates busca trascender.

Todo el mundo sabe que falta trabajo
Y no hay peor ciego que el que no quiera ver
Hoy en nuestra patria la vida es tan dura
Y aunque uno no quiera…tiene que ceder.

A Europa emigra la mujer paraguaya
Dejando madre, hijos, marido y hogar
Buscando de algún modo revertir miseria
Su patria y su pueblo añorando está.

Y cuando implacable la nostalgia invade
Y su corazón siente entristecer
Lagrimas amargas derrama en silencio
Al sentirse lejos sola y sin querer.

Constante el envío, fruto del trabajo
para su familia quiere lo mejor
Desde la distancia y hasta a escondidas
Con miedo en el alma por la expulsión.

En España no siempre es todo alegría
Y aunque clandestina hay que trabajar
En mano de obra “negra” o “sumergida”
Y así a escondidas a su país ayudar.

Por eso este canto de amor vehemente
A los cuatro vientos me pongo a cantar
Por su valentía y amor a su gente
Ella es honra perenne del Gran Paraguay.

KUÑA PARAGUÁI REMBIASA ASY
Letra: Rubén Domínguez Alvarenga
Neuchâtel-Suiza 24-Oct-2005


Naiporaiete umi ñahendúva
Jepukáhaguâ ojepurahei
Kuña paraguáire omoherakuâva
Tapicha he’íva ijehe kuimba’e.

Karia’y anichene, tyre’y uvei
Ndoikuáiva sy ha aipo mboaje
Ijuru ikuáguinte oñe’êreíva
Ha aipo purahéima ojapo ndaje.

Jaikuaa porâ, ha gua’u ndoikuaáiva
Hesa ombotyseguinte pytûguype oiko
Ko ñane retâme tekove ipohýiva
Ha mayma osêse’ýva jepe osê oho.

Europare ohoma tekotevê pa’ûme
Oheja hogapy, imena, imemby
Oheja hetâ ha itava ohayhuva
Tembiasa asy oñuâ hekove.

Ku techaga’u sapy’a oñandurô
Py’a tarova ichupe omyangekoi
Tesay oñohê ko’êtî oguahêvo
Mombyry oîre ha hese ojejahei.

Viru orahaukarô hy’ái repykue
Imemby oipotagui oñemoaranduka
Kañy, kañyhape ani oñemosêtei
Pyhare ha ara, pytu’u ndoikuaái.

Aipo economia, en la Madre Patria
SUMERGIDA hera, ndojedeclarái
Kuña ipyapýva, jepe ndovy’áirô
Kirirîhaitepe oipytyvô paraguái.

Ha upévare âgâ che ñe’ê aipyahava
Yvytu pepore arosapukái
Ipyapyhagüere, hembiapo potîre
Ikane’ôýva kuña paraguái

CLICK AQUI PARA LEER ESTA HISTORIA COMPLETA...