Paraguayas

Envianos tu HistoriaLas Historias mas LeidasHistorias por PaisesChatea con ParaguayosFeedVolver a la Pagina Principal

miércoles, 18 de julio de 2007

Un paraguayo en Tokio conviviendo con un fantasma [Marino L]

...son las 23:30 de la noche de un domingo cualquiera del 2007; sin darme cuenta han pasado más de 12 horas y aun estoy en pijamas frente al ordenador; escribiendo, leyendo, buscando cosas en la red, intentando conectarme con alguien en el “chat” o algún foro cualquiera….pero la realidad lo que estoy buscando como inmigrante, es matar mi añoranza por mi país, y el angustioso laberinto mental ….o la soledad que produce la velocidad en la que marcha esta grandiosa ciudad llamada…..TOKIO…

Hola, soy Marino Larroza o mejor…Marino-san, soy paraguayo, y soy inmigrante…un verdadero “ALIEN” en Japón.Llevo 14 años en Tokio, y mi historia no difiere mucho de los más de 2 millones de compatriotas esparcidos por el mundo en busca de una mejor vida. La diferencia, talvez, es la SUERTE que cada uno de nosotros atrae a si mismo, o mejor dicho la REALIDAD que creamos de acuerdo a las decisiones tomadas…Bueno... no quisiera insultar su inteligencia expresando esto, pues no se necesita un alto nivel educativo para SABER esto ¿verdad?...

Pero, lastimosamente no todos tenemos CONCIENCIA de esto y nos dejamos embarcar con los resultados que produce EMOSIONLAMENTE las circunstancias en las que nos encontramos, y que por lo general, es desequilibrada por falta de las dosis necesarias de descanso, recreación, cariño o atenciones afectuosas de las amistades o el simple intercambio en VIVO con nuestros seres queridos.

Es increíble como pasa el tiempo, pero si hay un país donde uno pierde todo control de ello, ese seria Japón.

Este año hace más de dos décadas que se me antojo partir de nuestro querido Paraguay; pero en mi caso, la razón fundamental fue esas ganas profunda de aventurarme por el mundo, conocer otras culturas y sus distintas lenguas. Hoy después de viajar y conocer por lo menos 23 países, tener la suerte de vivir en nueve de ellos y poder a estas alturas comunicarme en 7 diferentes idiomas, me pongo en una situación privilegiada. No obstante, a pesar de darme CREDITO por este logro (pues creo que en cierto modo es un éxito) aun me falta llegar al punto de sentirme totalmente realizado con mi vida.

Con todas las experiencias vividas como EXTRAJERO en cada uno de los países en los cuales tuve la oportunidad de vivir, debo reconocer que no ha sido fácil. Han habidos momentos muy angustiosos, tristes y deprimentes. Se que no solo a mi me llegaba lo que todos odiamos, “el fantasma de la SOLEDAD”. Es mas, este fantasma nos acompaña siempre por todas partes, pero, he tenido que aprender a vivir con el. Es gracioso… pues hoy, el fantasma de la SOLEDAD se encuentra aquí conmigo y trajo con ella a su amiga preferida, AÑORANZA.

Dejémosle al fantasma hacer sus cosas, y permítanme continuar con mi historia.

Tokio es una ciudad de 2.187 km² y con una población de 13millones de habitantes. Nuestra querida Asunción del Paraguay tiene 117 km² y con una población de 500 mil.

Con solo analizando estos números, uno ya pude darse una impresión clara de lo que seria vivir en Tokio, entre 12millones de gente corriendo y tratando de ganar tiempo al tiempo.Esto es como la corrida de TOROS de San FERMIN en España, todos corriendo por delante, por el costado y por detrás del OBJETIVO.

Aquí, nadie tiene tiempo para nadie, es mas si uno quiere ir a comer con unos amigos (inclusive entre Paraguayos) uno debe hacer una cita de por lo menos un mes con anticipación.Aparte de eso, debido al alto costo de vida, nos toca casi a todos trabajar en dos o tres lugares diferentes para aumentar nuestros ingresos. Esto significa de 10 a 18 horas de trabajo por día; es mas, esto significa un estilo de vida al cual yo lo llamo “TCD” TRABAJAR, COMER, DORMIR…

Por otro lado esta la barrera del idioma; uno debe dedicarle suficiente tiempo a poder escribir los tres tipos de escrituras que tienen este idioma, el KANJI, el KATAKANA, y el HIRAGANA y luego el cuarto el ROMAJI, por no dejar de mencionar la escritura romana. Luego, tenemos la práctica del hablar. Y aquí hay otra dificultad, pues si a uno no le toca trabajar directamente con japoneses nunca llega uno a hablar correctamente el idioma. Me siento orgullos al mencionar en este punto que existen muchos estudiantes paraguayos con una habilidad tremenda con el idioma Japonés pero a pesar de todo eso, muchos se encuentran aun con dificultad de asimilar las COSTUMBRES de este gran país y por lo general se regresan o cambian de país, rápidamente de haber terminado con sus estudios.

Alguien escribió en este Blog que nosotros los paraguayos somos muy sensibles a los tratos que nos dan, yo también creo eso, pero al llegar a Japón tuve que aprender "DESENSIBILIZARME”pues nadie tiene empatía con uno. (Empatía: identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.)

Y aquí es donde muchos de nosotros lo inmigrantes, caemos en lo que ya mencioné mas arriba la “depresión” y nos tiramos para atrás.

No quisiera utilizar este interesante blog para LLORAR mis penas y buscar empatía de algunos de los lectores. Pues no creo que a mi aun me quepa esto después de tantos años rodando por el mundo y con tantos altibajos en mi haber. Sino mas bien, quisiera ser alguien quien, cualquiera de los nuevos INMIGRATES compatriotas aprendiera a como sobre llevar esos altibajos o tal vezcomo hacerse amigo del “FANTASMA DE LA SOLEDAD”Pues creo que no importa en que país uno se esté auto-exiliando, siempre tendremos varias barreras y dificultades a confrontar. Es mas, ser aceptado en una nueva sociedad requiere mucho esfuerzo, intelectual, moral, emocional y hasta físico.Pero si uno se detiene a pensar, encontraríamos que de eso se trata esta vida. Y de que nadie en realidad se las pasa fácil. Aunque uno venga con todo el dinero del mundo cargado en el bolsillolas barreras estarán allí, y por supuesto también el fantasma de la SOLEDAD y su querida amiga AÑORANZA estará allí.

Es por eso que uno debe aprender a vivir con ellos y nunca echarse para atrás. Si uno sabe exactamente a donde quiere llegar, eso es algo EXPECTACULAR, pero lastimosamente no todos SABEMOS con certeza a donde queremos ir o llegar. Pero si uno ya SABE, el mapa se vuelve un poquito mas claro para uno, pero no obstante, la ruta a ese destino que uno quiere, esta lleno de obstáculos y barreras que uno debe ir sorteando. Es mas, el fantasma y su amiga estarán siempre observándonos y como una descarada nos va insinuando tirar la toalla o a echarnos para a tras.

Antes de poner punto final a esta historia, quiero agradecer a los administradores de este blog por permitirme esta publicación y a todos los que se han tomado el tiempo de leer este simple borrador, y dejarlos con este mensaje:

"Estas aquí, sea donde sea, y tienes un propósito que cumplir, no hay nadie quien te pueda frenar y alcanzar tus sueños. Te han hecho casi con los mismos poderes del CREADOR, y con habilidades sorprendente. Lo único que debes hacer es CALIBRAR tu propósito tenerlo BIEN CLARO y luego decidir el camino que vas a escoger. Pero recuerda; sea cual fuere el camino, siempre habrá barreras y dificultades, es mas, el fantasma de la soledad y su amiga añoranza estarán allí. No les tengas miedo, aprende a convivir con ellos y nunca, nuca te eches para atrás.Cuando identifiques un fracaso, analízalo y aprende de ello y luego regresa a tu camino e inténtalo de vuelta.

"El mundo esta en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños"

Por ultimo les pido que vean este corto video el cual ilustra bien claro la actitud que deberíamos tener nosotros los paraguayos como ALIEN en otro planeta.











Fuerza compatriota estamos todo aquí para alentarnos marinolarroza@gmail.com
Tokio

CLICK AQUI PARA LEER ESTA HISTORIA COMPLETA...

jueves, 12 de julio de 2007

Enfermeras Paraguayas en Italia [por Carolina M paraguaya en Italia]

Hace un par de semanas atrás me entere de la existencia de esta pagina, y cuando leí alguna de las historias que están publicadas me decidí a contar la mía.

Me llamo Carolina Mendez tengo 52 años, de profesión enfermera, y como muchas mujeres en el Paraguay madre soltera. Tengo dos hijas entre 25 y 30 años solteras todavía, dependientes de mis ingresos, ya que no tienen trabajo y están estudiando, faltándole a la mayor poco para recibirse de medica.

En nuestra profesión en el Paraguay se gana muy poco y no somos valoradas. Cuantas veces a nosotras las enfermeras nos toca hacer de familiar del algún paciente olvidado, dándole ese trato afectuoso, e incluso de nuestros pobres bolsillos comprarle un remedio porque el hospital no lo tiene, o alguna fruta para engañar a su estomago...

Por todo esto y porque quiero un futuro mejor para mi y mis dos hijas fue que me decidí a emigrar. Busque mucho, consulte con mucha gente y finalmente el año pasado mediante la embajada de Italia en Paraguay, conseguí un contacto con una comuna que buscaba enfermeras para un hospital del estado, en el norte de Italia.

Hoy ya hace 6 meses que estoy trabajando en ese hospital del estado, pero que por su aspecto, equipamiento, atención, y los sueldos que paga, parece un sanatorio privado.

Por suerte estoy con otras enfermeras paraguayas, lo que nos sirve para mantenernos con buen ánimo, apoyarnos, comentar sobre nuestras familias, y hacer planes a futuro. Esto último era imposible en el Paraguay actual, una debía pensar solo en el día a día para pagar sus cuentas, y sobrevivir.

Les cuento que hace unos días atrás nos reunió a todas las paraguayas el Director del hospital, para felicitarnos por nuestro trabajo, y especialmente por nuestro trato con los pacientes. Pondero nuestro calor humano, que brindamos generosamente, sin esperar más que un gesto afectuoso de nuestros pacientes.

Todo esto nos hizo mucho bien, y vimos finalmente recompensado todo nuestro sacrificio, porque nosotros los paraguayos somos muy sensibles al trato que nos den, y acá además de poder guardar dinero, somos queridas y respetadas.

En unos meses más estará viniendo mi hija menor para continuar de ser posible con sus estudios, para eso ya esta estudiando italiano y viendo como revalidar sus materias.

Ojala podamos lograr todo esto, porque así todo el esfuerzo que estamos haciendo será recompensado. Yo creo que ninguno de nosotros que estamos por el mundo buscando un bienestar que se nos niega en nuestra tierra, no dejamos de pensar nunca en volver. Pero todos queremos un futuro mejor para nuestros hijos y para lograrlo dejamos atrás todos nuestros afectos, familia, y amigos. Para tomar esta decisión se necesita mucho coraje, y eso a nosotros los paraguayos nos sobra.

Les mando a todos un gran abrazo por este medio, y seguiré en contacto para leer sus historias de vida y aprender de otros paraguayos como yo, que salieron de su patria en busca de una vida mejor.

CLICK AQUI PARA LEER ESTA HISTORIA COMPLETA...

martes, 10 de julio de 2007

Mi exilio en Uruguay – El pecado de pensar diferente [Juan B]

Soy el Capitán de Navío Juan B., paraguayo, vivo en el Uruguay desde hace más de 40 años, por razones políticas. Acabo de conocer esta página gracias a uno de mis nietos, y me sentí muy identificado aunque mi historia por llamarlo de alguna manera es diferente y más lejana en el tiempo. De todas maneras creo que a las nuevas generaciones les puede aportar algo.

Si bien el Uruguay y su gente me brindaron todo sin pedirme nada, nunca deje de tener a mi Paraguay en lo más profundo de mí ser. Es muy difícil de explicar objetivamente las razones de mi exilio, uno no puede por más tiempo que pase, sentir un profundo dolor por la injusticia sufrida por el “pecado” de pensar diferente. En esta tierra que me acogió rehice mi familia, pude trabajar en mi profesión, y les cuento, nunca tuve que explicar el porque de mi exilio...

Desde mis primeros días busque desesperadamente, como imagino muchos de ustedes, a otros paraguayos para tratar de mantener vivas mis raíces. Nunca me pareció tan importante mi tereré, la posibilidad de conseguir la harina de maíz para una sopa paraguaya, y lo más importante hablar guaraní.

Recuerdo que en las primeras épocas tener noticias de mi patria era motivo para reunirnos y comer un asadito, sin mandioca, con otros que como yo habían sufrido el más cruel de los castigos, el exilio. Hoy veo con alegría que mediante esta pagina, podemos tener un lugar de reunión los paraguayos desperdigados por el mundo. Contarnos nuestras experiencias y ayudarnos mutuamente, en una palabra no sentirnos solos.

Todos nosotros tenemos algo en común, estar fuera de nuestro país, y por lo que veo los motivos actuales son la búsqueda de un bienestar que se nos niega en nuestra patria. Hago votos para que todos puedan encontrar lo que buscan, y para que no decaigan en su intento por más trabas que les aparezcan en el camino.

Les cuento que si bien yo era un Capitán de Navío tuve que empezar prácticamente de cero, y demostrar mi capacidad profesional, escalando paso a paso, rindiendo examen todos los días hasta que confiaron en mi dándome el lugar que merecidamente me correspondía, tuve mi primer barco a mi mando, bajo mi total responsabilidad un par de anos mas tarde.

Cuando salí del Paraguay, deje atrás una familia que tuvo el coraje y el amor suficiente como para aguardar que una vez estabilizada mi vida profesional, nos pudiéramos reencontrar, en otra tierra pero juntos nuevamente. Hace unos años atrás volví de paseo al Py, no me sentí “extranjero”, pero ya tenia hecha casi toda mi vida fuera, y mis hijos que son uruguayos ya tenían sus amigos, novias, estudios, o sea sus raíces en otro país.

Hoy al final de mi camino rescato como lo más importante tratar de mantenerse unidos a sus afectos, aunque estén lejos físicamente, por eso creo que este lugar de encuentro nos hace muy bien a todos. Ojala muchos paraguayos escriban sus historias personales, sus experiencias, seguramente siempre rescataremos algo que nos servirá aportando algo positivo a nuestras vidas.

CLICK AQUI PARA LEER ESTA HISTORIA COMPLETA...

lunes, 9 de julio de 2007

Como conseguí trabajo en el extranjero [Manuela L desde España]

Hola a todos los paraguayos del mundo! Me llamo Manuela, y hace ya 8 años que estoy viviendo fuera de mi querido Paraguay. Hoy estoy en Barcelona, España. Me parece una idea genial esto del Blog de Paraguayos en el Exterior! Así escribimos y nos conocemos un poco todos, y también nos ayudamos y aconsejamos.

Yo hoy les quiero contar mis experiencias en conseguir trabajos en el extranjero. Espero escuchar las experiencias y consejos de otros también. Y lo ideal es que este corto relato les sirva también a compatriotas que día a día se encuentran en la situación de buscar un nuevo empleo...

La decisión de mudarme al extranjero no fue fácil, dejar la familia y amigos en casa… pero sabía que con esfuerzo iba a poder lograr mucho más en menos tiempo que en el Paraguay. Me mentalice con que iba a tomar el trabajo que venga al comienzo y luego iría tratando de ascender o buscar mejores trabajos que me gusten más.
Mi primer destino fue los Estados Unidos. Llegue a Miami, Florida con visa de turista. En migraciones dije que iba a conocer Disney. Me preguntaron todo, donde me iba a quedar, si tenia familia allá, cuanto me costo el pasaje, quien lo pago, que trabajo tenia en Paraguay y mil cosas mas… y finalmente con mi viático de U$1500 me dejaron pasar con un limite máximo de 3 meses.

Tenia que encontrarme con una amiga que estaba trabajando como empleada domestica en la casa de una familia de plata. Ella me iba a dar un lugar para quedarme hasta que pueda manejarme sola. La verdad, mi amiga Sara me ayudo muchísimo para poder empezar. Ella me recomendó a una familia y empecé a trabajar la semana siguiente de llegar.

Nunca antes había trabajado como empleada domestica, en Paraguay mi último trabajo fue de recepcionista de la ANDE. La casa era grande y todas las noches volvía muerta de cansancio. Pero lo que ganaba era casi 4 veces el sueldo de Paraguay. Logre ahorrar bastante y luego de 8 meses decidí salir de los Estados Unidos con destino a Europa. Me habían comentado que entrar en España no era tan complicado e inclusive había esperanza de conseguir los papeles, me pareció una buena opción y viaje para allá. Llegue a Madrid entre sin ningún problema, por suerte. Al salir del aeropuerto me choco el hecho de que estaba totalmente sola en ese extraño país. Tenía el nombre y el teléfono de una paraguaya que se llamaba Betty y que también estaba en Madrid. La llame y me dio su dirección para encontrarnos. Me hospede en una pensión los primeros meses, no podía ni pensar en pagarme un hotel en Madrid.

Esta fue realmente mi primera experiencia en como conseguir trabajo en España. Betty me comento como lo había hecho ella. Comencé a mirar avisos en diarios, en vidrieras y tiendas. Hice mi currículum (CV) en un Internet café e imprimí varias copias. Mi idea era recorrer y recorrer puerta a puerta en negocios locales. En varios rebote automáticamente y me sentí muy avergonzada, principalmente en aquellos lugares que los dueños se daban cuenta que era ilegal. Luego de unas 2 semanas ya estaba desesperada porque estaba gastando todos mis ahorros!, pero casi justo conseguí mi primer trabajo y por mis propios medios! Me contrataron para ayudar en la cocina de un pequeño restaurante chino, solo hacían entregas a domicilio o la gente pasaba a buscar, no habían clientes comiendo ahí. Hacia de todo un poco, empecé limpiando pisos, luego las cacerolas, después picando verduras y hasta cocine! Se como hacer arroz frito mixto! Ganaba lo necesario para sobrevivir y pagarme la renta de una pieza.

Un buen día me decidí a averiguar el procedimiento para tener los papeles para trabajar legalmente en España… y haciendo los deberes después de 1 año los conseguí. Me sentí tan orgullosa de mi! Finalmente iba a poder salir a buscar trabajos mejores y progresar! También sabia que iba a poder ir a visitar mi querido Paraguay y volver a entrar sin problemas! Nada mas tenia que ahorrar para el pasaje!

Ya tenía una nueva meta. Yo fui recepcionista en Asunción, manejo computadoras y varios programas como Word y Excel sabía que eso me iba a dar más chance. Volví al famoso Internet café y me esmere en hacer un buen currículum vitae (CV), invertí buen tiempo y también me esforcé en comprar papel mas lindo para la impresión, presentar algo que realmente se vea profesional ya que todo cuenta en la primera impresión para conseguir un trabajo. Busque y marque avisos de trabajos a mi alcance en los diarios. También investigue en páginas Web que ofrecían trabajos. Habré mandado como 30 curriculums míos a distintos lugares, y esto me trajo respuestas de 10 empresas dándome entrevistas. En las primeras entrevistas estuve muy asustada pero después me fui acostumbrando y me mentalice a mostrarme segura y capaz. Finalmente conseguí mi primer trabajo en atención al cliente por teléfono para una empresa de venta de teléfonos celulares. Estaba tan feliz! Trabajaba de 9am a 5pm de lunes a sábados, y con un buen sueldo. Lo mas importante para mi fue que ya sabia que esto era el comienzo.

Así es, fue muy difícil al comienzo, hoy trabajo en atención al cliente de un banco en Barcelona. Estoy ahorrando para comprarme un terrenito en Asunción, ya que me gustaría volver en el algún momento, cuando tenga más estable mi parte financiera. Ahora estoy contenta y con una vida más organizada. Y por sobre todo, es increíble como los extranjeros ven la diferencia de que nosotros los paraguayos venimos con ganas de trabajar y esforzarnos y dar lo mejor que podemos para salir adelante. Y lo bueno es que acá podemos progresar y obtener lo que queremos mas rápidamente que en Paraguay, ya que los sueldos dan para vivir y ahorrar. La verdad, en Paraguay tendría que trabajar unos 10 años como loca para poder ahorrar y comprarme mi terrenito en Asunción. Es una pena, porque en Paraguay esta todo lo que mas quiero.

CLICK AQUI PARA LEER ESTA HISTORIA COMPLETA...